>

lunes, 13 de enero de 2014

- ¿Oye sabes que tienes los ojos muy bonitos?
- ¿Qué?
- Tus ojos son realmente bonitos.
- Eso no es verdad.
- ¿Cómo que no? No me creo que nunca te lo hayan dicho.
- Pues no. Nunca. Son marrones.
- ¿Y que tiene que ver que sean marrones?
- Que son muy típicos. Que no tienen nada de especial.
- Yo no lo veo así - dice, mientras continua fijando su mirada en la se ella -. Unos ojos no son bonitos por el color del que sean sino por lo que transmiten.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario