>

jueves, 2 de enero de 2014

Capitulo 1

Estoy sentada en una silla de madera ya a punto de romperse, delante tengo la chimenea, estiro los brazos para calentarme las manos, siento como se calientan, ese dulce calor cubre mis pequeñas manos. De repente me acuerdo que tengo que ir a cazar, tengo que llevar comida a la madre y hermanos de Gale. Me levanto, me visto mi chaqueta de cuero y me dirijo a la alambrada.
Llego y como siempre la paso cuidadosamente, sin tocas el cable, por si la habían puesto en marcha, aunque seguramente no, me dirijo al árbol donde tengo escondido mi arco y el carcaj. Voy corriendo por el bosque, y me encuentro a dos personas en el lago, eran Billy y su hija, Billy fue del distrito dos, asta que se caso con Madeleine, la chica del distrito doce, también una sanadora como mi madre. Billy, un chico moreno con ojos verdes, unos ojos tan verdes que me recuedan al prado que habia delante de mi en mis primero juegos, un hombre alto, fuerte. Envede, Madeleine, una chica rubia, con la piel palida, unos ojos azules, delgadita y no muy alta.
Madeleine fue al distrito dos a llevar medicamentos, y ahí se encontró a Billy, con sus espadas entrenando, como todos del distrito dos. Los dos decidieron casarse, y así lo hicieron, el Capitolio les dio la opción de elegir distrito, el distrito dos o el doce, los dos eligieron el dos, por las ventajas que daba ese distrito, pero como siempre el Capitolio los envió al doce. Después de unos meses que trajeran a estos dos al distrito doce, Madeleine se quedo embarazada, tuvieron una hija hermosa, tenia el pelo castaño, los ojos verdes, delgada, alta, seria y siempre parecía que estaba enfadada, por lo menos eso me parecía a mi.

            Cojo mi arco, y empiezo a andar con cuidado, escucho algo, veo salir una liebre de uno de los arbustos, cojo una flecha y sin hacer ni un mínimo ruido, lo coloco en el arco. Respiro hondo, estiro la cuerda del arco, y disparo. Veo como se le clava la flecha en la cabeza, de repente me doy cuenta que alguien me llama.

         -¡Katniss, Katniss!

Empiezo a mirar a todos los lados, y me doy cuenta que el que me esta llamando es Billy.

         -Hola Katniss.

         -Hola- le contesto.

         -¿Cazando?

         -Si, consiguiendo comida para la familia de Gale. ¿Y tu?

         -Entrenando a Amy, pronto son los juegos, y quiero prepararla. ¡Amy ven a conocer a Katnnis!

Me quedo pensatiba, ¿los juegos, de nuevo, como? muebo la cabeza de un lado a otro unas tres veces rapidamente, seguramente me lo he imaginado. Veo como se acerca con el palo con el que estaba entrenando en la mano.

         -Di hola- le obliga Billy, ella me saluda levantando la cabeza, y mira la liebre que he cazado- ¿caza bien Amy?

        -Bastante bien- contesta, esa fue la primera vez que escuche su voz. Era una voz dulce- pero he visto mejores.
S      Su padre me mira, sus ojos me piden disculpas, yo cierro mis ojos enviandole otro mensaje "tranquilo, no pasa nada".

        -Bueno nos tenemos que ir, mama se estará preocupando- dice Billy, y coge a Amy por los hombros- adiós Katniss.

   Cojo la liebre que he cazado, y me dirijo al lago para pescar algo. Dejo el arco a lado de una roca, y cojo un palo largo y afilado para pescar. Meto y saco el palo del agua, pero nada, no soy capaz de pescar nada.

           -¿Has ganado los juegos dos veces y no eres capaz de atrapar unos peces?- escucho detrás mio, me giro y veo que es Finnick- trae- me coge el palo y se mete al lago. Se queda mirando al bosque, cierra los ojos y respira hondo, de repente mete el palo al agua y lo saca, ¡ había pescado cuatro peces a la vez!
          - Creo que me tendrás que dar clases- le digo.
          - ¿La chica en llamas necesita clases del chico del distrito cuatro?
          - No me vendría mal, tengo que ir a llevar la comida a la familia de Gale.
          - Te acompaño, yo tengo que ir a casa de Haymitch.
          - ¿A casa de Haymitch, a que?
          - Cosas nuestras.
Vamos a la alambrada y veo que Finnick agarra los cables con la mano.
      -Fi...Finnick.
          - No esta encendido.
Paso y veo que Finnick se va corriendo, yo empiezo a correr y me voy a casa de Gale. No se lo que pasaba entre Finnick y Haytmich, pero me preocupa. Llego a su casa y toco la puerta, espero unos minutos, pero me abre la madre de Gale.
     -Hola Katniss, gracias por la comida-me dice sonriente.
          -De nada- le contesto.
          -Pasa pasa- paso a su casa- sientate comoda, no tengas vergüenza-me siento en una de las sillas que estan alrededor de la mesa, la señora se sienta alado mio, sonriente-Katniss... tengo buenas noticias- miro a la madre de Gale fijamente.
          -¿Buenas noticias?-era muy raro que hubiera noticias y mas buenas.
          Ella me agarra de la mano fuertemente.
          -Katniss...-hay una pausa-Gale vuelve a casa... al distrito doce.



No hay comentarios:

Publicar un comentario